Las noches porteñas!

caracas bar palermo

Una mañana más, el sol nos brinda cielos azules en Buenos Aires, y aunque el verano ya queda en la retina de los porteños, vuelve el ambiente a la gran ciudad, y se respira un aire agradable de buena onda, gente con muchos planes que ofrecer y una agenda cultural-social insaciable!

Anoche, Palermo una vez más, me brindó una gran noche compartida con músicos, amigos de aquí, unos tragos, un poco de pernil, en Caracas Bar, Palermo sur. Grace Portillo (de El Salvador pero afincada en Buenos Aires 4 años ya) cantó con sus músicos su estilo de soul mezclado con folk-rap-pop y fue la que me invitó a cantar unas canciones y abrir la noche. Gran voz la suya, así como su generosidad y buena onda.

En puro estilo #awaywithmusic dijimos que sí por supuesto! me sorprendió la buena predisposición de la gente, como si alguien hubiese hablado muy bien de mí de antes, y hubiese mano escondida por alguna parte. Se juntaba Jose Maria Estevez Cambra (mi ídolo local, al cual le debo toda mi estancia en Buenos Aires) y unos amigos que compartían anécdotas típicas de la ciudad. Los taxistas y su mundo de discurso político, los puticlubs con Cantantes Karaoke sorprendentes (ya escribiré más sobre esto) el deseo de celebrar “San eceferino” (en vez de la moda de emborracharse por San Patricio), el orgullo de papa argentino, el remo como actividad vital para desconectar de la ciudad, los caballos, los cardales, el corte argentino, las expresiones confusas a la hora de describir un “vividor”…..etc,etc…

En ese ambiente distendido discurrió la noche, y de repente me llamó Grace para cantar, y por ahí ampezamos: “Ignorance is bliss, slow down, follow the river, the blues remain…etc.etc…etc…” de nuevo me sorprendió la familiaridad del público entregado y con ganas de cantar y disfrutar con el “gallego”….

Al caminar por Palermo, uno curiosea a cada cuadra con absoluto placer, ya que si camina lento va a ver más cosas, a cada esquina piernas y caderas Porteñas que solo salen de esta esquina del mundo. Cabellos cuidadosamente alisados, culto al cuerpo que no tiene fin, y la exclamación a la belleza misma.

En los menús de cafeterías escritos en las pizarras, uno interpreta por intuición el corte argentino, la variedad en la milanesa, la peculiaridad del lunfardo, el fútbol de fondo en la televisión comentando al detalle el entreno de Boca, otras que aguardan el final de la telenovela en prime-time. Hay ambiente de barrio, se respira activo, frenético, vivo, con mucho colorido y los aires metropolitanos de las grandes capitales.

Por ahí, he ido disfrutando mis noches porteñas, entre restaurantes peruanos, bares venezolanos, cafés de barrio, y al swing de la música que siempre nos une, he encontrado muchos puntos de contacto, vitales en el alma de toda ciudad. A mi miedo de cantarles siempre en Ingles, se le contrapone la buena predisposición del Porteño por escuchar lo de fuera, curiosear y saber disfrutar. Al foráneo se le trata muy bien aquí, al “gallego” se le añaden ciertas etiquetas, pero no dejan de ser graciosas y algo que usar a tu favor. Al vínculo latino, le añadimos el romanticismo que se tiene aquí por Londres, París, y las ciudades a las que siempre aspiró Buenos Aires, sin darse cuenta que lo mejor es lo que tienen aquí, tal y como son, con sus cosas, su gente y su historia.

About Juan Zelada

Juan Zelada actualmente se encuentra promocionando su último disco "Back on track"

Leave a Reply

Your email address will not be published.